Pokemon Platinum

Lo mismo que antes Edition (DS)

publicado por Altair en Reseñas, el May.25, 2009

De más que todos se han dado cuenta que a mí me dan casi lo mismo los juegos RPG, históricamente ha sido así porque me daba una modorra eso de jugar al modo batalla por turnos: ataco yo, atacas tu y así sustantivamente, igual respeto a todos los ñoños y nerds, porque Altair no discrimina, en la U era de los Tri Lambdas, y no permitían jugar RPG en la fraternidad.

Ya, la cosa es que chao con mis principios tri lambda y me puse a jugar esta cuestión de Pokemon Platinum, dándole su merecida oportunidad, al principio yo decía pucha que lata, puro bla-bla y wiri-wiris y blis-blas, pero al rato uno le agarra el know-how (puras palabras con raya al medio, como ass) y empieza a disfrutar de subir de nivel al pokemon regalón.

Ojo, no confundir con otros Platinum que hay por ahí, que hace que se me vengan a la cabeza chicas muy guapas y tragos extremadamente caros. Por ejemplo, mis compañeros del trabajo cuando les pagan se van derechito a un club que se llama Platinum y vuelven al otro día sin ni un peso, pero con el espíritu en alto según ellos. Yo no los acompaño nunca, ¿para qué? si a mí en mi casa no me cortan los servicios básicos porque tengo un sólido noviazgo adherido con el fuerte pegamento del amor. (Cacharon? Con esa no más me gané que me compren Virtua Tennis 2009 o me inviten a comer un churrasco tip y tap, aprendan palurdos).

Retomando pokemon la cosa es súper entretenida, al menos para mí que soy novato en los RPG, no obstante un jugador RPG recalcitrante entendido en la materia me dirá que el juego no tiene casi ninguna innovación, porque por ahí miré que es un juego basado en dos pokemones anteriores, el diamante y el perla, o sea que el siguiente tiene que llamarse gold, titanium, o cobre chileno, puros metales preciosos.

La historia es súper sencilla y no está arraigada en cosas anteriores, comienza cuando nuestro personaje, Altair (en mi caso), el nombre y genero lo pones tú, va con su amigo El Bananero (en mi caso), el nombre también lo pones tú, a conocer al profesor Rowan, que les llena la cabeza con cuestiones pokemonas, y los niñitos súper engrupidos deciden hacerse adiestradores profesionales de pokemon. Y es este contexto, no sé si las mamás japo sean más regalonas que las mamás sudamericanas, porque pretendes irte de la casa para ser entrenador pokemon y vagar por el mundo echando la foca a cuanto entrenador encontremos, cuando le vas a contar a mamá, yo esperaba el medio charchazo y ándate a tu habitación cabro tonto, pero nada de eso, incluso te regala unas zapatillas para correr más fuerte, y ándate luego no más para que no se te aburra mucho el pokemon, AHHH! pero ven a visitarme de vez en cuando… donde existen esas mamás?

E iniciamos el viaje, en tu diario deambular, lo que la lleva es hablar con todas las personas que te aparezcan, a veces te regalan algo, o te dan alguna información relevante, otras veces son compadres aprendices como tú no más y empiezan hinchándote las poke-bolas porque quieren pelea, también es la rax pelear con estos compadres, porque ganas experiencia y puedes subir de nivel, pero sus pokemones ya tienen dueño y no los puedes meter a una poke-bola para apropiarte de ellos, tal como puedes hacer con los pokemones salvajes que te encuentras en los bosques.

Seguir Leyendo...
Palabras Claves: ,
7 Comentarios | Última modificación: May.25, 2009


|

Búsqueda Survivor

Mantente en contacto

Síguenos en Twitter Déjanos un Mensaje

Categorías

Como Sobrevivimos

  • No Tweets Available